info@ambitec.es | +34 932 222 372
LOS RIESGOS A LOS QUE SE ENFRENTAN LAS EMPRESAS DEL SECTOR DEL PETRÓLEO Y GAS

El sector del Petróleo y Gas tiene ciertas peculiaridades que hacen que los riesgos a los que están expuestas las empresas de este sector puedan tener consecuencias más graves que los de otras industrias. La actividad de estas empresas es vital para la economía ya que de ellas dependen la energía y la movilidad de millones de personas, por esto es crucial identificar los riesgos principales con los que se encuentran para poder evitarlos o crear un buen plan de mitigación cuando esto no sea posible.

El flujo de producción de las empresas de Petróleo y Gas es constante, como su demanda, pero estos dos factores deben estar equilibrados ya que, un cambio brusco en la demanda puede afectar a la viabilidad de un proyecto. De modo que los hábitos de consumo y la actividad económica tienen un gran impacto en la actividad de los proyectos de estas empresas.

La tecnología avanza y ofrece formas más eficientes de acceder a los recursos naturales, pero se deben evaluar detenidamente los riesgos que puede entrañar la aplicación de una nueva tecnología como posibles fallos o costes de mantenimiento o reparación más elevados. Es crucial que se definan estos riesgos para decidir si realmente vale la pena el cambio de forma fundamentada.

La extracción de petróleo y gas requiere de una infraestructura cuya construcción, además de estar expuesta a los riesgos de un proyecto de construcción normal como las inclemencias del tiempo o el retraso de los operarios, está sujeta a estrictos requisitos de seguridad para esta industria que si no se cumplen pueden suponer un riesgo en si mismos.

La explotación en el día a día de las plantas de Petróleo y Gas está expuesta a múltiples riesgos como la seguridad de los trabajadores en caso de accidente o el descubrimiento de la violación de alguna normativa en una inspección. Por este motivo es vital que las empresas de este sector cuenten con planes de riesgo para hacer frente a estas situaciones proactivamente.

Como hemos ido comentando a lo largo del post, la industria del Petróleo y Gas está regida por estrictas normativas impuestas por los gobiernos, unos gobiernos que pueden cambiar o ceder ante grupos de presión cambiando la normativa de forma repentina. Las empresas deben estar atentas a estos cambios para adaptarse a ellos.