info@ambitec.es | +34 932 222 372
CÓMO MEJORAR EL RENDIMIENTO EN PROYECTOS DE FABRICACIÓN

Cuando en los entornos de fabricación no se usa un sistema unificado para trabajar puede ocurrir que se descordinen provocando retrasos y el incumplimiento del proyecto. Todos los equipos debe trabajar en conjunto y los responsables deben tener una visión global de su progreso. Esta situación supone una pérdida de tiempo y un aumento de los costes que hace disminuir la productividad y la eficiencia de los procesos de trabajo de la empresa. Por lo tanto, es una coyuntura a la que hay que poner remedio para asegurar el éxito de los proyectos y la continuidad de la empresa.

Para ello hay una serie de recomendaciones a seguir:

1. Crear un objetivo claro

Una manera de resolver el conflicto es asegurarse de que todo el mundo sabe por qué están haciendo este trabajo. Este objetivo tiene que ser claro y conciso de forma que todo el personal lo entienda y sepa cuál es su parte para conseguirlo. Además, debe definirse una fecha de entrega realista y consensuada.

2. Identificar métricas claras

Para asegurar la calidad del trabajo se deben definir una métricas claras con tal de evaluarlo y ver si evoluciona adecuadamente o no. Si el progreso no es el esperado se está a tiempo de realizar los cambios convenientes. Idealmente, sólo debe haber una o dos métricas para centrarse en ellas. Demasiadas métricas pueden causar conflicto porque los equipos a menudo sacrifican una para mejorar otra. Para la gestión de proyectos, normalmente las métricas se basan en entregar proyectos a tiempo y bajo presupuesto.

3. Planificar la colaboración entre equipos

El trabajo de los distintos equipos debe ir en consonancia entre ellos. No puede ser que un equipo, el trabajo del cual depende de otro, empiece a trabajar sin tenerlo en cuenta ya que si hay algún cambio, deberá volver a empezar con la consiguiente pérdida de tiempo y recursos. Aquí es donde entra con más fuerza la herramienta de gestión de proyectos, teniendo bien definidas las tareas de cada equipo y su dependencia se puede definir el flujo de trabajo más eficiente evitando duplicidades y repeticiones.

A partir de aquí se deben mantener informados a todos los interesados y mantener una comunicación fluida durante todo el proceso para garantizar el éxito del proyecto.